miércoles, 26 de agosto de 2015

Actualizar o Instalar Windows 10 desde una llave USB

   Según reza en la página de Microsoft, la actualización a Windows 10 será gratuita para todos los usuarios de Windows 7 y Windows 8. Y yo doy fé de ello. He actualizado un Windows 7 "extra-oficial" a Windows 10 sin ningún problema, y el nuevo Windows 10 aparece como activado.

   Lo primero es bajarse el programa de creación de medios de instalación de Windows 10 desde la página de Microsoft.


Usa la herramienta de creación de medios para descargar Windows. Esta herramienta proporciona la mejor experiencia de descarga para los clientes que tienen instalado 7, 8.1 y 10. La herramienta incluye:
  • Formatos de archivo optimizados para la velocidad de descarga
  • Opciones de creación de medios integradas para unidades USB y DVDs
  • Conversión opcional al formato de archivo ISO
Descarga ahora la herramienta (versión de 32 bits)


Según la versión que tengas instalada en el equipo en el que ejecutes la herramienta, deberás usar el de 32 o el de 64 bits.

Una vez ejecutado, nos saldrá la siguiente pantalla:


  • Seleccionamos Crear un medio de instalación


  • Seleccionamos el idioma, la versión y la arquitectura, o bien para instalar la versión de 32 bits, la de 64 o Ambos. Yo he escogido poder instalar ambas versiones desde la misma llave. Esto ocupa algo más de espacio. Se necesitan 6 Gb en lugar de 4 Gb.


  • Escogemos Unidad USB.

  •  Seleccionamos la unidad y Siguiente


  • La descarga comienza, e irá progresando. Según la velocidad de Internet que dispongas puede tardar desde menos de una hora, hasta varias horas. 


  • Cuando finaliza,  realiza una comprobación de que la descarga está correcta.

  •  Y a continuación crea el medio de instalación, o sea el USB


  • Una vez finalizada


Para instalar o actualizar desde el DVD o la unidad USB que hemos creado
  • Encienda el equipo e inserte el DVD o la unidad flash USB cuando esté listo para instalar Windows. 
  • Reinicie el equipo.
  • Si aparece un mensaje solicitándole “Presione cualquier tecla para arrancar desde el DVD”, hágalo. Si no aparece ese mensaje o si su versión actual de Windows se inicia una y otra vez, es posible que deba cambiar el orden de arranque en la configuración de BIOS del equipo.
  • En la página Instalar Windows, haga clic en Instalar ahora y siga los pasos indicados.
   Si necesitas averiguar tu clave de Windows 7 o 8, lo que necesitas es descargar este programita http://www.nirsoft.net/utils/produkey.zi... no se instala, solo lo ejecutas y te da las claves de todos los productos que tienes instalados, Windows, Office, etc.

   Yo cuando actualicé el Windows 7, en la pantalla de instalación que pide el numero de serie le di a "Omitir este paso", y la instalación la realizó correctamente y el nuevo Windows 10 me mantuvo todas las aplicaciones y los documentos de usuario, y además en las propiedades del sistema aparece como Activado.


lunes, 10 de agosto de 2015

10-Ago-2015 Pirineos Ruta 7 - ZZ-004 Miradores de Aínsa y Morillo

   Estamos ante la que probablemente sea una de las rutas estrella del Centro BTT Zona Zero Pirineos. No es excesivamente larga pero si explosiva y divertida, con dos miradores de vistas espectaculares.

   Curiosamente son mas difíciles las subidas que las bajadas. Subiendo puede saltarte la alarma de "motor recalentado" en alguna rampita. Tómatelo con calma.

   Si realmente te sientes con pocas fuerzas, haz entonces la variante que es mas suave, pero te perderás el increíble cerro y Torre de Cotón.

   Una ruta de una tarde o una mañana en la que podremos subir a dos enormes miradores: Torre de Cotón y cima de Partara. Dos pequeñas sierras que rodean Ainsa y a las que se llega de la mano de antiguos senderos que han sido recuperados del olvido para que puedas disfrutar de su recorrido y de las panorámicas a las que te acerca.

   El epílogo de esta vuelta será la veloz bajada de la “Selva de Guaso”, frondoso territorio donde por un estrecho y accesible sendero podremos estrujar nuestra bici todo lo que queramos.

   Esta es la última ruta que hacemos por los Pirineos, mañana regresamos a casa. No ha sido muy acertada la elección, para lo que son nuestros gustos. El paisaje es muy bonito, pero el recorrido es muy escarpado, con mucha piedra y tramos duros de subir a pié. Y las bajadas mas de lo mismo, mucha piedra, tramos técnicos o muy rotos y poco sendero.





domingo, 9 de agosto de 2015

09-Ago-2015 Pirineos Ruta 6 - ZE01 Ibón de La Basa de la Mora


   Ruta clásica también conocida por Ibón de Plan (Ibón es el término en aragonés usado para los pequeños lagos de montaña de origen glaciar situados en los Pirineos, generalmente por encima de los 2.000 metros de altitud), muy recomendable para los que quieran tener ambiente alpino (con lago incluido) y de vuelta un descenso trialero de lujo con mil metros de bajada emocionante y de un nivel técnico medio con alguna raíz y zonas pedregosas (no apta para ciclistas no trialeros).

   Primeramente subiremos por una pista en buen estado desde el pueblo de Saravillo hasta el refugio de Lavasar (no guardado), para luego tomar un corto tramo de sendero técnico que nos conducirá al ibón. La vuelta se efectúa por el mismo sendero, de nuevo hasta el refugio (algún tramo hay que echar pie a tierra), y ya desde aquí tomaremos el sendero GR que va cruzando la pista de subida.

   La bajada al principios es bastante pedregosa y con varios tramos bastante técnicos (especialmente en mojado) para volverse progresivamente más rápida y vertiginosa.

   Cabe reseñar que el Ibón de Plan o Basa de la Mora es un ibón natural que en época de verano tardío y principios de otoño cuenta con poca agua, con lo que las épocas más recomendables para verlo en pleno apogeo son los meses de mayo a julio (siempre que la nieve primaveral lo permita). Aun así, el valle en el que está ubicado, rodeado de grandes picos triangulares, es maravilloso durante todo el año.

   Es un recorrido redondo en todos los aspectos. Paisaje bestial en el lago, y trialera total.

   La subida de casi 14Km se realiza por pista en buen estado. Es cansina por su longitud y porque no tiene descansos, pero la pendiente es bastante llevadera. El primer tramo hasta el lago está bastante mal, con mucha piedra y se puede bajar, pero a la vuelta hay que subirlo cargando con la bici.

   Por recomendación de un paisano de la zona, subiendo, un poquito antes del alto donde está el refugio, hay un desvío a mano izquierda al que está prohibido el paso a los vehículos (veréis la señal de prohibición) que nos lleva a las antenas de TV, donde hay un mirador con unas vistas que merece la pena ver. Es menos de 1 Km.

   La bajada de regreso tiene un poco de todo. Zonas muy técnicas con mucha piedra suelta, zonas de raíces, y poco sendero limpio. En algún tramo está algo cerrado el camino y cuesta encontrar el sendero. Necesita una revisión y limpieza. Cuidado en algunos tramos en los que nos dimos un pequeño susto.




sábado, 8 de agosto de 2015

08-Ago-2015 Pirineos Ruta 5 - ZZ-007 Ruta Bajo Peñas

   El paraíso para los amantes de los senderos y las trialeras. Al amparo de la inmensa Peña montañesa, un entramado inacabable de sendas de subida y bajada que se complementan perfectamente y dan lugar a una ruta donde apenas sí se sale de ellas. El nivel general no es muy difícil (tampoco fácil) y permite un disfrute constante. Su desnivel engaña pues cansa más de lo que aparenta.

   El punto de partida es Ainsa, y tras calentar primero por pistas y un precioso barranco ciclable, te introducirás en un laberinto de senderos y trialeras del que no querrás salir. Será un subibaja continuo por caminos que pondrán a prueba tu técnica y fuerza subiendo y tu destreza negociando bajadas.

   Nos moveremos por preciosos bosquecitos de cajigos (robles), chinebros (enebros) y pinos, por terrenos más abiertos donde el boj es protagonista, y por barrancos de margas y losas perfectamente ciclables. Merece reseñar que durante mucho rato los caminos discurren entre antiguos muros de piedra y todavía conservan tramos empedrados, señales inequívocas de su importancia secular. La parte más elevada coincide con el pueblecito de Oncins, donde podrás echarte una cerveza o comer unas costillas a la brasa en "casa Ambrosio". Aquí nace un trepidante descenso lleno de curvas y piedras, con unas hermosas vistas, que finaliza en la aldea de Torrelisa. Estos fotogénicos pueblos (y un par más que veremos durante el recorrido: Los Molinos y El Pueyo de Araguás) son otro de los atractivos de la ruta, y son los que, junto con las inmensas paredes de la Peña Montañesa dotan de una identidad propia a esta ruta casi perfecta.

   Ruta fantástica. Fue una pena que la lluvia medio la estropease. Salimos con muchas nubes y amenaza de tormenta, pero confiábamos en que se retrasara lo máximo posible. Pero no fue así. Después de una hora pedaleando hacia arriba, se desencadenó una tormenta que metía miedo, con mucho aparato eléctrico, así que decidimos acortar un poco la ruta, y la verdad es que la bajada la hicimos con poca lluvia. Eso sí, lo que hacía una hora era un cauce completamente seco de un río, ahora bajaba con mucha agua, que salía de todos los lados.









viernes, 7 de agosto de 2015

07-Ago-2015 Pirineos Ruta 4 - ZZ-010 La Coasta clásica

   Estamos hablando de una de las bajadas míticas del enduro español: La bajada de la Coasta. En 2013 ha sido ruta balizada del centro tal y como la enseñamos aquí. Fue uno de los primeros senderos que recuperaron los ciclistas locales en el 2005. En 2012 se ha dado una vuelta de tuerca más a esta sierra y se ha recuperado otro descenso que va por el puro cerro del monte, muy vistoso y emocionante.

   Hacer los dos descensos nos ocupa medio día de gran satisfacción. Proponemos primero subir por la pista de los "rojos" (que es algo dura) y hacer el descenso del cerro de la Coasta, y después subir por la carretera a Campodarbe, menos cansado y acabar con la madre de las bajadas: La Coasta Clásica.

   El cerro de la Coasta es un sendero duro, peleado y muy físico por un ambiente espectacular, un abierto cerro a caballo entre dos valles con los Pirineos de fondo. Es técnico y de esos que dejan recuerdo en los brazos de los metros que se descienden. El tramo de cerro abierto es bastante recto, con chicanes intercaladas que le dan más miga y varias sorpresas en forma de pasos técnicos. La segunda parte, ya en bosque, es muy revirada, con varias curvas y toboganes para acabar.

   El final del cerro tiene dos opciones a cual mejor: puro cerro o pilonas y zetas.

   La Coasta clásica es un sendero con un primer tramo abierto y rápido hasta que se interna en el bosque. A partir de aquí se convierte en una orgía de senderos estrechos, peraltes, diagonales, toboganes y curvas de todo pelaje y condición. Un viaje adrenalítico que te deja el cuerpo temblando de gozo.

   Al final nos espera la famosa Gorga de Boltaña, un lugar de baño natural en el río Ara y para echar una cerveza en el bar del camping. Perfecto.

   Nosotros por recomendación de unos ciclistas locales, pasamos de la primera parte, y nos fuimos directamente a la Coasta clásica. La verdad es que disfrutamos y soltamos adrenalina a tope. Una bajada de media hora de puro disfrute.






jueves, 6 de agosto de 2015

06-Ago-2015 Pirineos Ruta 3 - ZZ-006 Trilogía de San Vicente

   Otra ruta clásica que partiendo de Labuerda asciende a la sierra de San Vicente de Labuerda por tres lugares diferentes para realizar 3 descensos muy divertidos y rápidos que tienen una dificultad media y son bastante accesibles. Nos moveremos por unos preciosos pinares y alguna zona de barrancos margosos. Buena ruta para iniciarse en los senderos. Se realizan un par de bucles así que hay que estar atentos en los desvíos para no equivocarse.

   Saliendo de Labuerda, a 4km de Ainsa, este recorrido nos va a tener constantemente moviéndonos por unos bellos pinares, por sendas que los parten por la mitad o por pistas forestales que los flanquean. Las cárcavas margosas serán otro de los atractivos de la ruta, especialmente dos profundas barranqueras, una a mitad de la primera bajada (Planaermita) y otra al lado de San Vicente de Labuerda. Este pequeño y lindo pueblo cuenta con una joya en su complejo románico (iglesia y esconjuradero) y en el interior hay uno de los retablos más espectaculares de toda la provincia. También hay que reseñar que por uno de los muchos senderos llaneamos al lado de los restos de trincheras de la Guerra Civil.

   Todas las sendas son facilitas salvo pasos concretos, y permiten ir muy rápido por largas diagonales entre medio de los pinares de Labuerda, lo que unido a la estrechez de los mismos aumenta enormemente la sensación de velocidad. Son tres bajadas, Planaermita, Cocullón y Mayorcas, a cual más divertida, y que seguro que te dejarán saciado sea cual sea tu nivel.

   Esta etapa es la primera en la que realmente disfrutamos. Las bajadas son del estilo que nos gustan, y el esfuerzo de las tres subidas es gratamente recompensado con el disfrute de las tres bonitas bajadas.












miércoles, 5 de agosto de 2015

05-Ago-2015 Pirineos Ruta 2 - ZZ-008 La Selva de Irués

   Cuando hagamos esta ruta por momentos pensaremos que estamos en una selva de Birmania, pero no, las moles pétreas del pirineo muchas veces nevadas nos devolverán a la realidad.

   Y es que nos adentramos por las gargantas del río Irués, un lugar recóndito y verde. Veremos agua, mucha agua, primero por la Garona, después por el Irués y finalmente por el Cinca.

   Muy recomendable en verano y días calurosos puesto que en general la ruta es muy refrescante. También cuando hay barro en otros sitios. Aquí no se genera.
Tenemos la opción, muy recomendable, de visitar las fuentes de Fornos con la bici, y en 2015 habilitarán mejor el sendero para llegar hasta el mismísimo Chorro de Fornos, por donde sale el agua a presión desde un agujero en la roca a 10 metros del suelo. Con deshielo espectacular.

   No hay que olvidar que tenemos un 40% de sendero de alta calidad y muy fotogénico. No esperes grandes descensos que agoten los frenos, pero sin duda no olvidarás esta ruta.

   La subida es larga pero muy llevadera, por pista en buen estado aunque en tramos con mucha piedra suelta, algo típico de la zona.

   La bajada es muy técnica y con mucho desnivel, estaba bastante sucia y hay que tomarla con cuidado.

   Una vez llegados abajo, comienza un tortuoso sube y baja continuo de 10Km por buen sendero bordeando el cauce del rio Cinca, pero que acaba agotando nuestras piernas.

   La etapa resultó muy accidentada. En la primera bajada, se me rompió la sujeción del cambio trasero, lo que obligo a terminar la ruta, sin poder cambiar de piñón. Un pinchazo, y el olvido de las gafas en un descanso, que nos hizo tener que volver atrás un par de Km para recuperarlas, retrasaron bastante la ruta.









martes, 4 de agosto de 2015

04-Ago-2015 Pirineos Ruta 1 - ZZ-011 El camino de la Caparra

   "Caparra" en aragonés significa garrapata. Cuando limpiaban estos caminos los chicos de Ainsa Zona Zero algunas se fueron con ellos, de ahí el nombre de la ruta.

   Alargamos el recorrido subiendo hasta la sierra de Bolave con bajada buena y trialera hasta Campol. A partir de Campol se hace el itinerario clásico de la Caparra de altísima calidad endurera y mediana dificultad.

   La subida en general se hace muy bien, la mitad por asfalto, y se encadenan 6,6Km de sendero seguido de bajada de gran calidad, con alguna subida también.

   Nos movemos por la parte oriental de la Solana del río Ara, un territorio plagado de aldeas abandonadas, pero donde también existen oasis como el caso de San Martín. 

   Coincidimos en que la subida es muy llevadera, excepto el último repecho donde hay que darlo todo para no bajarse de la bici.

   La primera parte de la bajada es menos pedregosa y aunque con pasos bastante técnicos, se hace muy bien.

   La segunda parte es otra cosa. Demasiada piedra en todos los tramos e incluso algún tramo algo peligroso ya que se pasa por zonas de senderos bastante expuestos. Es muy larga, técnica y hay que sujetar bien la bici. Llegamos abajo muy cansados de tanta tensión.

Enlace a la página oficial de ZonaZero 



Vídeo resumen de la ruta.

Track de la ruta


sábado, 6 de junio de 2015

6-Jun-2015 Trialeras del Galiñeiro

Hoy la crónica la realiza el compañero Chema, y tal cual la transcribo.

   Madrugamos un poco más de lo habitual para desplazarnos a Vincios (Vigo) para rencontrarnos con nuestro colegas de Vigo. Las sensaciones son un tanto especiales pues por fin llegó el tan ansiado día de realizar una salida por el otro lado de la ría. Aun así hay bajas en las filas de los Cangueses. Lamentamos no encontrar entre nosotros los cada vez menos habituales (afortunadamente por motivos de trabajo) Manu, Juan y Lois.

   Después de pelearnos con la carga de las bicis en la furgoneta (falta práctica), partimos hacia el punto de encuentro. Gran recibimiento de nuestros amigos, como es habitual, colocación de ruedas, revisión rutinaria de bicis y … a pedaleaaar.

   La temperatura no es mala para la práctica de nuestro deporte, pero se adivina un día caluroso. Pronto pasamos del asfalto a la tierra. Una corta bajadita para entrar en materia y a subir. Vamos ganando altura de forma cómoda debido al desnivel tendido de las anchas pistas por las que circulamos, además bajo la sombra de los árboles en gran parte del recorrido. 

   Bordeamos enormes pozas que se forman al pie de las canteras y aprovechamos para sacar alguna foto. A los pies del Monte Galiñeiro nos desviamos hacia un elevado de rocas desde donde se pueden apreciar unas maravillosas vistas a la Ría de Vigo. También hacemos algunas fotos en este punto. 

   Continuamos el ascenso y por fin toca reponer fuerzas. Nuestros compañeros nos ponen al corriente de las dificultades de la primera bajada. Comienza en un sendero ancho que poco a poco se estrecha y gana en desnivel. Escalones, algún surco y losas de granito hacen las delicias en esta primera bajada que ya nos hace la boca agua. Pero para lo bueno aún falta una buena subida, que aunque en general es también tendida, hace resoplar un poco hacia el final. Ya sólo queda bajar.

   La primera trialera tiene bastante desnivel y zonas de escalones donde debido a lo cerrado del sendero por la vegetación no da opción a diferentes trazadas. En algún tramo incluso no sabe uno donde mete la rueda. No hay velocidad, pero la diversión y las risas en una bajada así están garantizadas. Cruzamos la pista y continuamos ladera abajo a través de una arboleda hasta el otro tramo de pista. Un par de pasos ponen a prueba nuestra destreza. Volvemos a cruzar la pista y entramos en una zona rápida, por momentos encañonada, con cortados, peraltes y zonas de losas que nos permiten hacer algún que otro chimpito. Disfrute a tope.   

   Las siguientes bajadas hasta la carretera no son aptas para todos los públicos. No hay un solo segundo de respiro. El gran desnivel, el tamaño de los escalones, lo virado de algunos pasos entre cortados de piedra y árboles nos obliga a permanecer concentrados en todo momento. Incluso aprovechamos un cambio de trialera para reagrupar y tomar aliento. La sonrisa que lucimos al llegar a la carretera lo dice todo.

   Pedaleamos satisfechos por un tramo de carretera, más de uno repasando mentalmente las espectaculares bajadas realizadas, hasta llegar a un Bar próximo al punto de encuentro. Un auténtico oasis.

   Comentarios y risas regados con fresca cervecita. Cargar bicis en la “furgo”  y vuelta a casa.

   Una mañana inolvidable por una ruta inolvidable. Subidas asequibles y bajadas para los que nos gusta bajar. 

Gracias Amigos (lo pongo con A mayúscula a propósito).






Perfil de la ruta